LLEGA A CHUPICUARO “LA DIOSA DE LA FERTILIDAD”INSPIRADA EN LA CERÁMICA CHUPICUARENSE

LLEGA A CHUPICUARO “LA DIOSA DE LA FERTILIDAD”INSPIRADA EN LA CERÁMICA CHUPICUARENSE

LLEGA A CHUPICUARO “LA DIOSA DE LA FERTILIDAD”INSPIRADA EN LA CERÁMICA CHUPICUARENSE

by October 6, 2015

La escultura monumental La Diosa de la Fertilidad inspirada en una de las figuras huecas más conocidas de la cerámica chupicurense, llegó a Acámbaro procedente de Jerécuaro, lugar donde fue concebida por las manos del escultor Daniel Rico; fue instalada en un lugar provisional en la carretera Acámbaro-Chupícuaro, a unos metros de esta última localidad. Diego Mondragón, director del Museo Comunitario Fray Bernardo, comenta que fue gracias al interés y a la iniciativa de un grupo de chupicuarenses, muchos de ellos migrantes, que hace dos años pensaron en una obra que diera realce a la cultura Chupícuaro y a su museo.
Luego de una serie de gestiones, la escultura fue encargada al artista, quien en 2012 realizó el Cristo de la Misericordia ubicado en el cerro del Sombrerete en Jerécuaro. Mondragón detalla que la escultura mide seis metros de alto y cuatro de ancho, con un peso de cinco toneladas y está hecha de placas de acero, agrega que “la Diosa de la Fertilidad quiere llamar la atención de todos los guanajuatenses para valorar la importancia de esta cultura originaria de la zona, lo que queremos en pocas palabras es que la gente se sienta orgullosa de su cultura”. Es de resaltar el esfuerzo que gente como Diego Mondragón, o migrantes como José López y José Luis Tinajero, además de familias enteras originarias del pueblo que viven en Estados Unidos y otras que permanecen en la localidad, hicieron para aportar económicamente y realizar la obra que tuvo un costo de casi 500 mil pesos, pagado de forma tripartita entre gobierno estatal, municipal y chupicuarenses.
El costo además incluye el precio de la grúa que la trasladó, la renta que el artista cobró por mantenerla en su casa y la instalación provisional en un terreno particular. Por último Mondragón comenta que la ubicación definitiva de la Diosa de la Fertilidad todavía es imprecisa, pero espera que pueda ser colocada en un lugar estratégico a la entrada del pueblo una vez que se cumpla la promesa de ampliar la carretera Acámbaro-Chupícuaro. Por lo pronto la escultura ya es visitada por decenas de curiosos que no desaprovechan la oportunidad para fotografiarse con ella.